El pasado viernes se celebró en Málaga una jornada científica organizada por la Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas (AEFF) con el objetivo de tratar la calidad de los medicamentos individualizados. Contó con más de 150 profesionales sanitarios, entre ellos farmacéuticos, médicos, pediatras, dermatólogos o especialistas en cuidados paliativos.

El acto oficial inaugural contó la presencia del presidente de la Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas (AEFF), Rafael Puerto, la directora general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Junta de Andalucía, Remedios Martel, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Francisco J. Florido, el presidente del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, y la Directora General de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, Ruth Sarabia.

Durante el evento, el presidente de la AEFF, Rafael Puerto, explicó que “esta jornada son de carácter anual. Llevamos organizándolas desde el año 1996. En los últimos años estamos alternando el modelo de congreso, cuya duración es de tres días con el modelo de jornada concentrado en un día completo, como el de esta ocasión en Málaga”.

El objetivo de estos encuentros es exponer, debatir e informar sobre todos los asuntos relacionados con nuestra actividad profesional, además de presentar y promocionar los temas de actualidad referentes al medicamento individualizado. Estos encuentros son una oportunidad única de relación e inicio de contactos profesionales y personales entre los profesionales de este sector. Todo ello enmarcado en el contexto general de la defensa y divulgación de esta actividad tan genuinamente farmacéutica como es la elaboración del medicamento individualizado.

A su vez, Puerto detalló que “tanto el medicamento elaborado industrialmente como el medicamento elaborado individualmente en las oficinas de farmacia o en los servicios de farmacia hospitalaria dan respuesta sanitaria a las necesidades terapéuticas del paciente”. Por ser un bien esencial este medicamento tiene que cumplir una serie de requisitos de calidad. 

En cuanto a la calidad en el caso concreto de los medicamentos, el presidente de la AEFF indicó que “podríamos resumirlo en que un medicamento ofrece calidad cuando cumple tres premisas básicas: es eficaz; actuando y resolviendo la patología para la que fue creado; es seguro; por no provocar efectos adversos indeseables, y es estable en el tiempo, por no sufrir ninguna alteración que modifique sus propiedades terapéuticas al menos durante el tiempo que dure el tratamiento”.

Para la realización de estas jornadas colaboró el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Málaga y el Colegio Oficial de Médicos de Málaga.

 

 

Última Hora