El Distrito de Atención Primaria Costa del Sol ha abierto una nueva línea de colaboración con las oficinas de farmacia de su zona para la promoción del uso correcto de antibióticos, una actividad que se enmarca en el convenio de colaboración firmado en 2016 entre el Servicio Andaluz de Salud y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. De este modo, se da un paso más en el impulso, difusión y desarrollo del Programa Integral de Prevención y Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y el Uso Apropiado de Antimicrobianos (PIRASOA) puesto en marcha en 2013 por la Consejería de Salud.

Así lo ha explicado hoy la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González, que acompañada por el vocal de Oficinas de Farmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Málaga, Francisco Criado y la directora del Distrito, Mª Dolores Llamas, ha presentado los objetivos de esta nueva línea de colaboración, así como la guía adaptada a la problemática local de resistencias realizada por profesionales del Distrito, en coordinación con la Agencia Sanitaria Costa del Sol,  y publicada en 2014.

Posteriormente, responsables y profesionales sanitarios de los centros de salud y consultorios del Distrito se han reunido con los farmacéuticos de su zona de referencia para darles a conocer esta guía.

La delegada ha explicado que el Distrito, junto con la Agencia Sanitaria Costa del Sol, decidió diseñar un instrumento que facilitara la prescripción adecuada a los profesionales, creando una guía digitalizada de fácil uso y adaptada a la problemática local de resistencias. En estos tres años de vigencia del documento, que fue actualizado en 2016, el consumo de antibióticos en la zona se ha reducido más de un 14 %.

En un primer momento el desarrollo del PIRASOA en centros de salud y hospitales se centró en la implicación de sus profesionales sanitarios, una implicación que ahora se ha querido extender a otros ámbitos como el de las oficinas de farmacia que, aunque  también llevan tiempo trabajando y difundiendo la importancia del uso correcto de antibióticos, no siempre ha sido de manera coordinada.

Además, el Distrito lleva años trabajando este tema con formación continuada y retroalimentación de la información sobre resistencias de forma periódica a todos sus profesionales, priorizándolo también en los programas de docencia de los MIR.  Asimismo, se ha implicado en esta tarea a los centros comunitarios del Costa del Sol, que también disponen ya de la guía de tratamiento antibiótico.

Otra línea abierta desde el Distrito ha ido dirigida a la ciudadanía, con la elaboración de carteles propios sobre la importancia del uso correcto de antibióticos y publicaciones periódicas en sus redes sociales, así como una intervención anual en la Comisión de Participación Ciudadana del centro explicando el estado del problema y las posibles soluciones que se están implantando con el fin de lograr concienciar a la ciudadanía.

La delegada de Salud ha valorado la iniciativa andaluza PIRASOA, impulsada por profesionales de la sanidad pública, a los que ha mostrado su agradecimiento, “para alcanzar estándares óptimos de consumo de antibióticos”.

Programa PIRASOA

Andalucía empezó a trabajar en el Programa Integral de Prevención y Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y el Uso Apropiado de Antimicrobianos (PIRASOA) en 2013. Se trataba de una estrategia pionera a nivel nacional y europea encaminada a lograr el mejor uso de los antibióticos. Incluso en 2014, el Gobierno andaluz ofreció su experiencia y colaboración para la elaboración y extensión del plan nacional en este ámbito.

Desde enero de ese mismo año fue implantado en todos los hospitales y centros de salud con resultados satisfactorios en este ámbito, de modo que expertos de la Unión Europea, sociedades científicas y los propios colegios profesionales han reconocido públicamente los logros de este programa, que está basado en el liderazgo profesional y en el trabajo en equipo de miles de profesionales de la sanidad pública, implicados y coordinados por los 638 especialistas que integran los 61 equipos distribuidos por hospitales y distritos sanitarios, responsable de su desarrollo y artífices de su éxito.

Junto al mejor uso de los antibióticos, y como consecuencia de ello, el programa PIRASOA también persigue controlar las infecciones de bacterias multirresistentes tanto en el entorno hospitalario como fuera de él.

 

Última Hora